viernes, 20 de febrero de 2015

El magnifico mundo de los herbarios

De vez en cuando sale mi vena de botánica resentida (bueno, muy de vez en cuando, por que en los exámenes de botánica prefiere ir a mirar mariposas al campo) y me vienen ideas muy curiosas como la de realizar un herbario personal en verano sobre todas las plantas salvajes que vea. La idea en sí es muy bonita, pero creo que eso de llevar la mochila de 50 litros y la prensa no es muy guay. 

A raíz de esto se me ha ocurrido contaros que es un herbario, como podríais hacer un herbario en caso de que haya alguien tan friki como yo que considere que puede ser una práctica útil y divertida, y mostraros algunos ejemplos magníficos que he encontrado en Internet y si al final tengo suerte, de un par de amigos que tienen sus herbarios ya hechos, finalizados y preciosos. y si esto me queda muy soso, pues también puede que os interese la literatura fantástica a partir de un herbario (excusa para hablar de Benjamin Lacombe, lo reconozco). 

Un herbario es una colección de plantas o partes de plantas que están secas, y su objetivo es conservarlas y preservarlas para poder identificar las plantas y compararlas con otras de la flora del lugar. ¿Dónde hay un herbario? Pues solo hay tres lugares posibles: jardines botánicos, universidades y casas de gente friki que se dedica a hacer estas cosas. 

El material necesario para hacer un herbario es barato y la técnica es sencilla, posiblemente lo más dificil es identificar la planta para lo que se necesitaría la utilización de una clave dicotómica y ciertos conocimientos sobre el vocabulario que emplean los botánicos, que como todo el mundo sabe, son peculiares y se inventan su lenguaje peculiar.

Para empezar, os voy a enseñar el método más extendido, que es un poco molesta por que requiere llevar unos materiales al campo que pueden llegar a ser demasiado grandes para llevarlos por un paseo en el campo, por lo que sería el método para realizar cerca de casa. Para ello necesitamos los siguientes materiales:

- Prensa ( dos maderas de conglomerado 80x40x1 que luego se unirán con 4 sargentos o gatos que se acoplarán cerca de las esquinas).

- Mucho papel de periódico.

- Cartulina

- Tijeras de jardín o similar. 

- Hojas de cartón. 

Lo primero que hacemos es recolectar varias muestras, cogemos como mínimo un par de cada para evitar sustos por que se nos haya estropeado alguna, y las guardamos con mucho cuidado en un libro o cuaderno (si es muy grande pues de la mano) hasta llegar a casa o a algún sitio cómodo dónde tengamos nuestra prensa. Una vez allí, envolvemos con mucho cuidado el fragmento de planta con el periódico (o con otro papel secante), de manera que quede lisito y ese papel de periódico lo insertamos entre dos cartulinas. Es muy importante que utilicéis bien el papel de periódico para que la planta se seque correctamente. Una vez preparadas todas las muestras, las metéis en la prensa. Aquí viene la pregunta interesante ¿Cuánto tiempo tiene que estar eso ahí? Bueno, pues es relativo, depende de lo carnosa que sea. Es importante cambiar el periódico cada dos o tres días para evitar hongos. Después solo tenéis que coger vuestras muestras y decorarlas como queráis, las podéis pegar en cartulinas, podéis hacer un álbum... Eso ya es cuestión de gustos. 

Ahora os voy a enseñar un método más casero y útil que nos sirve si por ejemplo nos vamos al campo y pasamos tres días fuera de casa, o nos vamos de camping un mes, lo que sea. Lo único que necesitamos es un libro gordo, que se puede quedar en la tienda de campaña, al fondo de la mochila si os vais a hacer montanismo. Os recomiendo que sea un poquito gordo y que no os importe que se estropee. Pones el fragmento de planta entre el libro (también podéis utilizar folios para evitar mancharlo o humedecerlo) y la vas cambiando de sitio cada tres o cuatro días.  Y lo que os queda, es decorar. 

Os dejo alguna imagen de herbarios para que toméis nota de cómo podríais presentarlo o guardarlo:

(esto sería más una recogida de muestras)


 

Y por último comentaros que los herbarios (o más bien el utilizar las plantas secas como elemento decorativo) se han puesto de moda, seguro que todos tenéis el típico marcapáginas con su flor. Por lo que os recomiendo que seáis un poco originales y vayáis más allá. Quería comentaros que he leido un libro infantil: El herbario de las hadas, de Benjamin Lacombe; del que tengo pendiente hacer una reseña. Os adelanto un par de imágenes para que veáis las ilustraciones. 



2 comentarios:

  1. Me parece una entrada realmente interesante, si bien es cierto que hacer cosas con plantas está muy de moda (por todo eso del botanical tea) creo que es algo que queda muy bonito como decoración. No se los demás, pero yo estoy empezando a imaginarte como una científica loca vestida como hace un siglo metiendo pájaros muertos en formol... No se si será verdad, pero la imagen que tengo sobre tu habitación da miedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que la moda "botanical tea" (té, pájaros, mariposas y plantas) ha influido en el desarrollo de esta entrada, pero también tienes que tener en cuenta que soy una estudiante de biología. Respecto a lo de una habitación de científica loca, dame tiempo y fundaré un museo.

      Eliminar